domingo, noviembre 25, 2007

Olor a humo

Al final queda nada
solo la muerte rondando en las humaredas,
respiro su negro aliento
y sudoro odio y miedo
quién empezó? y quién tiene la culpa?

Todo se desdibuja,
apenas puedo recordar las calles blancas
no me reconozco en esta ciudad
el miedo se ha instalado en mí,
ha endurado mi pecho
y me ha secado los ojos

Cuando cambio todo? y qué lo hizo cambiar?
navego sin rumbo en un mar de dudas
el sueño me hace un ovillo
y yo solo busco tus palabras,
ya casi perdidas en mis recuerdos,
solo para no olvidar que hay una vida
en la que la lluvia limpia las ciudades
y finalmente.... nos junta

1 comentarios:

Yoly dijo...

Caos, temor, dolor, ira y desesperanza, todo junto en un lugar que como a ti siempre me llenaba de energia, tranquilidad y animo............
Como sea, siempre es un gusto leerte.